CERAMICA LAS PALOMAS

La historia

En 1990, la familia Deschang llego a Costa Rica para comenzar una nueva aventura. Emparentados con un famoso ceramista “faiencier” de Francia, decidieron instalar un taller de cerámica en el alto de las Palomas en Santa ana. Con el nombre inicialmente de “Tierra Rica” por hacer mención a la riqueza de la arcilla de ese pueblo, empezaron sus creaciones.

La calidad del producto es el resultado de un gran esfuerzo y control de la fabricación. Las piezas de arcilla son totalmente hechas a mano y cocidas a altas temperaturas con el interés de ofrecer un producto duradero y competitivo. A lo largo de los años la diversidad de los artículos creció y se especializaron en el acabado que siempre desearon: el glaze